Nutrición para Futbolistas

Nutrición para futbolistas

El fútbol es un deporte de alta intensidad que requiere de una excelente condición física para rendir en el campo de juego. Para lograr una buena condición, son muchos los factores que influyen y por lo general, la nutrición es tomada como el menos importante. Como futbolista debemos mantenernos bien alimentados y en constante entrenamiento para obtener un organismo sano, por ello la nutrición para futbolistas es un factor determinante en su desempeño y aquí te ayudamos a armar tu plan nutricional.Nutrición para futbolistas

Por lo general, los futbolistas siguen un estricto calendario de comidas con lo que deben comer y cuando. Este en su mayoría está conformado por carnes, pescados y, sobre todo, carbohidratos. Estos además contienen una cantidad de carbohidratos de acuerdo al peso, la talla y la posición que tengan en el campo. Frecuentemente se recomiendan  5-12 gramos de carbohidratos por kg de peso corporal y entre 1,4-1,6 gramos de proteínas por kg de peso corporal distribuidos en 5 o 6 comidas al día y las grasas no deben superar el 30% de las calorías consumidas.

En el día a día de un futbolista la comida más importante, tanto para ellos como para todos, es el desayuno, el cual debe estar cargado de carbohidratos como pan o cereales, leche, café y una dosis de vitaminas y minerales a base de frutas.

Durante los entrenamientos nunca deben el agua y las bebidas deportivas para evitar la deshidratación y los calambres. Después del entrenamiento, se tienen que recuperar los tejidos que hayan sido perjudicados durante el ejercicio mediante comidas y bebidas, además que es el momento en el que nuestro cuerpo asimila de mejor forma la ingesta de carbohidratos. Una forma rápida de reposición son los batidos.

Nutrición para futbolistas de alto nivel

Jugador durante un partido

Al prepararse para un partido, la cena del día previo es muy importante, debe ser rica en carbohidratos y con alimentos fáciles de digerir como arroz, pasta, ensalada, pescado magro, fruta o yogur. Se recomienda comer dos horas antes de dormir.
El día del partido, la última comida debe ser 3 horas antes de la hora pautada para realizar la digestión. Esta tiene que ser rica en carbohidratos, con pocas proteínas y grasas, en pequeñas cantidades acompañada de grandes cantidades de líquidos.
En el medio tiempo, debido al esfuerzo realizado los músculos se desgastan, por lo que es recomendable ingerir bebidas con hidratos de carbono. Aseguran la hidratación de tu cuerpo y el nivel de glucosa en la sangre.

Finalmente, al igual que en un día normal se recomienda un batido y luego una buena comida a base de una gran carga de carbohidratos para reponer los tejidos.