Nutrición para Niños

Nutrición para bebé de 6 meses

Increíble, el/la bebé está creciendo. Parece ayer cuando su madre lo sostuvo entre sus brazos por primera vez y el pequeño buscó el pecho de su madre en busca de alimentarse naturalmente. Ahora el bebé está más atento a cada experiencia, reconoce los rostros de sus padres, posiblemente se sienta, comienza a desarrollar sus reflejos, entre otras cosas que a los padres les llenan de emoción. Todas estas actividades propias de la edad requieren que el bebé tenga energía y para ello debes aportarle una adecuada nutrición para bebé de 6 meses.

Cada niño o niña tienen un organismo distinto, por ello la introducción hacia los nuevos alimentos deben ser progresivos y por separado. Recordemos que los pequeños están agregando a su dieta algo que no es leche materna o fórmula de la que se venían alimentando, por tanto debemos tener cuidado con frutas, vegetales y hortalizas que podrían causar alguna alergia o reacción que afecte su digestión.

Nutrición para bebé de 6 meses

¿Cómo es la nutrición para bebé de 6 meses?

Los niños no son iguales y por tanto debemos tener cuidado en esta incursión hacia nuevos alimentos. A un niño bien podrían caerle mal las cremas de zanahorias mientras que otro lo digiere perfectamente.

Las frutas suelen ser uno de los alimentos que primero se les da de probar a los niños pero debemos tener cuidado con aquellos que contienen semillas o son muy sean muy grande, como por ejemplo las uvas. En caso de querer darle a probar al bebé se deben picar en trozos pequeños para que sean fáciles de tragar.

Por otra parte, las papillas comienzan a ser un alimento un poco más espeso que la leche materna o que la fórmula, por lo tanto el bebé podría disminuir el número de veces que come al día. Las papillas podemos hacerlas con verduras u hortalizas más no deben estar mezclados, es decir, un día prueba con una papilla a base de zanahorias luego esperas unos días y pruebas con otro ingrediente, así irás conociendo poco a poco los gustos del bebé y confirmarás si el ingrediente principal le cae o no mal en su pancita.

Uno de los alimentos con los que debemos tener cuidado son aquellos que tienen como componente principal el gluten, es decir los alimentos a base de cebada, centeno y trigo, debido a que muchos comienzan a ser celiacos desde muy pequeños y mientras más temprano tomemos en cuenta su prevención más adaptable será el tratamiento nutricional.

Bebé tomando el biberón

La nutrición para bebé de 6 meses debe combinar la ingesta de leche materna o fórmula y la comida complementaria que en este caso pueden ser: papillas, sopas, frutas, cereales, jugos, entre otros.

Nutrición saludable para niños

Las actividades diarias de los más pequeños están llenas de aprendizaje, diversión y, en algunos casos, de deportes, y para continuar disfrutando de esta etapa deben estar alimentados correctamente. Una nutrición saludable para niños es aquella que les da energía, previene enfermedades y se mantiene con los años; mientras más pequeños conozcan los beneficios de los alimentos y se acostumbren a comerlos entonces en las siguientes etapas de su vida adoptaran un buen hábito alimenticio.

Nutrición saludable para niños

Los niños que pasan gran parte de su día al colegio son, especialmente, los que pueden no tener una nutrición tan saludable. Si existe una cafetería donde estos pueden comprar lo que deseen posiblemente no se comerán lo que ya llevan en sus bolsos de comida o hasta intercambian sus comidas por otras que no son saludables. A este me gustaría mencionar que  hay que hablarles claro para favorecer los buenos hábitos alimenticios y en especial si observan que en casa se come saludable. De nada vale mostrarle a un niño que “X” alimento no lo pueden comer si en casa es uno que siempre está.

Niña comiendo en el colegio un sandwich

¿Qué alimentos debemos regular para mantener la nutrición saludable para niños?

Primeramente debemos entender que ningún alimento es malo, solo los excesos. Las golosinas son los aperitivos favoritos de los niños. Un exceso diario de golosinas solo traerá enfermedades como la diabetes o el sobrepeso, así que mientras más pequeños los acostumbremos a las pequeñas porciones de golosinas, estos serán adultos saludables. Es recomendable acostumbrarlos a consumir frutas o frutos secos en vez de golosinas.

Cuando los tiempos son muy cortos y andamos con nuestros niños podemos caer en la tentación de comer en una franquicia de comida rápida. Su consumo frecuente podría hacer que los niños desarrollen con más facilidad  enfermedades propias de los adultos que no se alimentan bien. Una recomendación que, si  nos toma la hora del almuerzo en la calle es preferible comer en un local con comida saludable, es preferible esperar un poco y que nuestros niños se mantengan saludables por mucho tiempo. Si no existe otra solución y tenemos que caer en una franquicia de comida rápida tratemos que esto no sea un hábito cada vez que estamos fuera de casa.

Mantener una nutrición saludable para niños nos debe alejar de las gaseosas y jugos procesados. Estos productos solo contienen grandes cantidades de azúcar y colorantes que destruye poco a poco la buena salud de los niños. Lo recomendable es agregar a jugos frescos, agua, limonadas, entre otros.

Los productos no saludables suelen ser los más adictivos pero si reducimos ese consumo al mes, nuestros niños podrán conocer de saludables alimentos indispensables para su crecimiento.

Nutrición para bebés de 10 meses

Los niños/as crecen demasiado rápido. Hace un par de meses eran bebés que habían que llevarlos cargados a todas partes y ahora ya están comenzando a dar sus primeros pasos o están comenzando a gatear. Es en esta edad, 10 meses, donde nuestro hijo/a se nota más grande y lleno de energía pero también su crecimiento nos exige una adecuada nutrición para bebés de 10 meses.

Nutrición para bebés de 10 meses

¿Cómo debe ser la nutrición para bebés de 10 meses?

La alimentación de los bebés de 10 meses se vuelve más variada debido a que, ahora, ellos tendrán sus pequeños dientes que les ayudarán triturar comidas blandas; las comidas duras no son recomendables ya que a esta edad todavía no cuentan con los dientes molares, los cuales le permitirán masticar y trituras los alimentos como las personas adultas. Ahora te comentaremos algunos alimentos que debes darle a tu hijo para complementar su alimentación:

Derivados de la leche: Tu bebé podrá contar con una fuente de leche alternativa a la leche materna. Esta última aunque es rica en vitaminas y minerales no es suficiente para una nutrición para bebés de 10 meses, así que hay que buscar algunos productos fáciles de digerir y que sean ricos en  nutrientes. Entre los alimentos que puedes comenzar a darle a tu bebé están los yogures, queso blando o requesón. Comienza dándole porciones pequeñas para que su estómago de vaya acostumbrando a la comida sólida.

Proteínas blandas: debido a que tu bebé tiene algunos dientes, y no los principales que lo ayudan a triturar-dientes molares-, debemos darles alimentos blandos y fáciles de digerirlos, como: pavo, pollo, entre otros. También puedes agregar un poco de carne, siempre y cuando la hayas preparado muy blanca y la corte en trozos muy pequeños.

Bebé de 10 meses comiendo verduras

Frutas y verduras: Podemos continuar dándoles papillas de algunas verduras más debemos irlos acostumbrado a los alimentos sólidos. Podemos darles verduras cocidas para que puedan comerlas con más facilidad, siempre y cuando tenga trozos pequeños. Con las frutas, pueden darle casi cualquier fruta pero picada en trozos pequeños. Los trocitos estimularan a tu hijo/a a tomarlo ellos mismo con sus manos, así se irán preparando para cuando tengan que comenzar a usar los cubiertos.

La nutrición para bebés de 10 meses es un gran reto porque comienza a probar casi cualquier cosa. No olvides seguir amamantándolo con leche materna o con leche especial para bebés, y no incluyas en su dieta las leches completas debido a que solo causarás pesadez en su débil estómago. Tu bebé ahora está en edad de acompañar a los adultos en las 3 comidas diarias y comer algo pequeño entre comidas.